10 hierbas aromáticas que tienes que tener en tu cocina

10 hierbas aromáticas que tienes que tener en tu cocina

Hoy voy a hablar sobre 10 hierbas aromáticas que al igual que las especias y otros condimentos  también son muy usados en la cocina para realzar y afinar el sabor, aroma y color de todas nuestras recetas y platos.

Hay muchos tipos diferentes de plantas aromáticas frescas y secas o deshidratadas. Sin embargo, solemos utilizar entre 8 y 10 de estos en la cocina, que recomendaremos en nuestra publicación.

Hoy en día desde luego tenemos la oportunidad de encontrar muchas especias, hierbas, aromáticas, tanto frescas como en botecitos en muchos mercados y supermercados, lo que nos hace mucho más fácil tenerlas a mano y disfrutar de los beneficios y sabores que aportan en nuestros platos.

Si las quieres cultivar tu mismo tampoco necesitas mucho espacio en tu casa, ni mucho cuidado para tenerlas, ya que un hueco cerca de una ventana o en una pequeña terraza protegidas de posibles heladas y un poco de cuidado y regarlas ya será bastante para mantenerlas verdes y poder tener nuestra propia cosecha. Aqui te dejo un blog interesante que te hablan del cultivo de estas hierbas

Pero, ¿cuáles son las hierbas aromáticas que deberíamos cultivar en casa para usar en la cocina?

Hierbas que podemos usar hay muchas y con diferentes propiedades, yo voy a hablarte de las que yo prefiero y creo que quizás sean las principales con mas uso (al menos para mi), creo que con tener de 8 a 10 plantas de este tipo son suficientes y las que no se usan mucho las puedes conservar secas, las puedes secar bien en tu horno con cuidado como te explico aquí como secar ajos o con un aparato mas concreto que no resultan nada caros y nos permite secar mas ingredientes como frutas, carnes,…pero eso ya lo veremos más adelante.

hierbas aromáticas

ALBAHACA:

planta aromática de albahaca

Existe una infinita variedad de plantas de albahaca, casi todas con sabores tirando a lima y limón con notas de canela, regaliz y anís dependiendo de la variedad, es una hierba de la familia de las lamiáceas.

Algunas son de hojas pequeñas, otras de hojas más grandes, incluso las encontramos con hojas de color de un vino tinto y con un sabor tan fuerte y peculiar que sería difícil creer que una hojita de algo de tanto sabor. La más consumida y habitual en nuestro país es llamada de hoja de lechuga, de hoja ancha y sabor fresco y dulzón.

Las albahacas destacan entre sus propiedades por su contenido en flavonoides, que son unos potentes antioxidantes que protegen frente a los radicales libres y previenen el envejecimiento prematuro.

Como cualquier otra hierba fresca que vayamos a usar y hayamos cortado es recomendable usarla en el momento de hacerlo. También hay que tener en cuenta el estado de las planta y las hojas en concreto, cuanto más verde, brillante y suave estén, mejor nos sujetará.

Es la gran protagonista por ejemplo de la receta de salsa pesto Italiana y el acompañamiento perfecto de una salsa de tomate o una boloñesa casera para tus platos de pasta.

La albahaca es una hierba extremadamente tierna y delicada en su uso en la cocina, así que yo te recomiendo que la utilices siempre al final del proceso de cocinado de tu receta, justo antes de servirlo. De esta forma no pierde su color y aroma característico.

CEBOLLINO:

cebollino y su uso en la cocina

Esta hierba es una versión más suave, tierna de la cebolla, esta hierba aromática brota en primavera y es bastante usada en la cocina.

Sus tallo cilíndrico aportan sabor y aroma a muchas cremas, salsas, sopas, recetas con huevos, ensaladas, yogures, salsas, quesos cremosos y pescados. aunque también se come en crudo bien picada con unas tijeras o un cuchillo en ensaladas o adorno de otros platos.

Te recomiendo cortar esta hierba con unas tijeras y utilizarla cruda y bien picada  antes de servir, conseguirás que no pierda ni su color, textura y sabor.

Si prefieres cocinarlo, es perfecto en tortillas, sopas, cremas o en salsas para pescados y carnes que requieran un toque suave.

También es el complemento perfecto para las famosas patatas Hasselback

CILANTRO:

Es la hierba aromática, junto con el perejil, que es de las más usadas en el mundo para su uso en los platos de cocina.

Si algo caracteriza esta hierba es por un sabor fuerte y penetrante, aunque cambia según qué parte de la planta vayamos a usar pero en general, es cítrico, fresco y penetrante.

Sus pequeñas hojas de color verde intenso se utilizan para condimentar caldos y sopas y muy a menudo para preparar salsas, pescados y aves.

Nos la vamos a encontrar en en muchos platos de la cocina latinoamericana y es una hierba muy valorada que no falta en las cocinas de China, Tailandia, India y Vietnam.

uso del cilantro en la cocina

En el cilantro, podemos usar todas las partes de la planta, los tallos para sopas y caldos y las hojas para salsas y para decorar platos.

Si vas usar el cilantro fresco, te recomiendo al igual que en otras hierbas frescas, agregarlo a tus recetas antes de servir para que puedas disfrutar de todo su aroma y sabor.

Si quieres cocinarlo con el resto de ingredientes, agrégalo a tu preparación casi al final de la cocción para que no pierda sus propiedades con el calor de la cocción.

Si lo compra en un ramo o manojo, guárdalo envuelto en papel de cocina, en un recipiente hermético y en el refrigerador, y te aconsejo que lo uses en un máximo de 2 a 3 días, ya que se marchitará muy rápidamente.

Yo no te recomiendo congelarlo ya que perderá por completo su aroma, pero lo que también puedes hacer es meter el manojo que tengas en un vaso con agua, eso hará que la planta se te conserve mas tiempo e incluso a mi me ha llegado a echar raíces con lo que he podido tener mi plantita a partir de un manojo del super.

ENELDO:

Es una hierba aromática que se ha utilizado en la cocina durante miles de años. Es una hierba muy perfumada con notas de anís y limón con una nota dulce y ligeramente amarga.

Tiene un tallo erecto, frágil y muy fino con hojas de color verde turquesa bastante ramificadas y delicadas. La atractiva flor es de color amarillo, que recuerda a los paraguas en este denso follaje.

eneldo en las recetas de cocina

Es una hierba que tiene una gran variedad de vitaminas y minerales, es una hierba que nos va a enriquecer las recetas con sólo agregar una pequeña cantidad a nuestros platos.

Tiene también un valor calórico bajo con lo cual se usa en recetas en las que buscas perder peso y mantener los nutrientes en la dieta.

Se utiliza también en infusiones o tés con otras combinaciones de hierbas para facilitar la digestión y la eliminación de gases del cuerpo.

Es una hierba muy versátil que se combina con muchas otras hierbas frescas.
Generalmente se utiliza en recetas de pescado o marisco.

Como las otras hierbas frescas, te recomiendo utilizar el eneldo justo antes de finalizar la receta para que no pierda su aroma y sabor.

Si lo compras en ramilletes, lo mejor es que lo laves, secarlo bien con papel de cocina, cortarlo y guardarlo en una bolsa de plástico en el congelador.

Se te va a mantener en perfectas condiciones hasta por un año y no va a perder prácticamente nada de aroma.

Si lo guardas en la nevera como el resto de las hierbas frescas te aguanta sobre una semana siempre que lo hagas en un recipiente hermético.

Por último si eres fan de esta hierba pero no la quieres en fresco, siempre puedes recurrir a secarla o comprarla ya seca y sus nutrientes se mantienen perfectamente, igual que su sabor y aroma característicos.

ORÉGANO Y MEJORANA:

orégano en la cocina

Estas dos hierbas aromáticas son muy similares ya que el aroma que desprenden es prácticamente el mismo,  si te gusta con un poco menos de intensidad usa la mejorana en la cual además sus hojas son más dulces que las del orégano.

Ambas plantas aromáticas se cultivan tanto directamente en un jardín pero también se adaptan perfectamente al cultivo en macetas.

Son muy útiles por sus cualidades tanto en la cocina como para mantener nuestro organismo sano.

Para cultivarlas si vas a necesitar que les de luz solar directa y no requieren mucho riego, es muy fácil tenerlas a mano cultivandolas tu. 

Al igual que por ejemplo el romero y el tomillo, estas dos hierbas se pueden secar el método más tradicional, natural y simple como es atar los ramos por los tallos y colgarlos boca abajo en un lugar seco y aireado.

En unas semanas las hojas se secarán, separalas del tallo y puedes triturarlas y guardarlas en un recipiente cerrado ya con el resto de condimentos y especias que tengas y  podrás disfrutar de estas hierbas durante todo el año.

El orégano es particularmente famoso en la cocina italiana, ya que es el condimento tradicional para preparar salsas de tomate, pastas y pizzas.

También se utiliza en caldos, incluso para licores digestivos, para aromatizar aceites, para hacer embutidos, o en muchas recetas de carne.

PEREJIL:

usos del perejil en las recetas de cocina

El perejil es una de las hierbas más utilizadas en la cocina ya que combina perfectamente con todo tipo de platos.

Es el protagonista de salsas como la famosa salsa verde, en guacamole mexicano, en guasacaca venezolana, en chimichurri argentino, en ensaladas como tabulé, pico de gallo o como complemento a la preparación de un delicioso pollo o un caldo de vacuno.

Es toda una maravilla a nuestro alcance y también lo vas a poder utilizar para aderezar una mantequilla, incluso un yogur o simplemente decorar un plato.

También hay infusiones que lo incluyen en las mezclas ya que tiene las propiedades de ayudar a una buena digestión.

El perejil si lo puedes congelar y no va a perder ninguna de sus propiedades. Todo lo que necesitas hacer es lavarlo bien, secarlo con papel de cocina para eliminar el exceso de agua, cortarlo a tu gusto y congelarlo en bolsitas para utilizarlo cuando lo necesites.

Te recomiendo que cuando congeles algún producto, ya sean hierbas o cualquier otro tipo de ingredientes no te olvides de poner una etiqueta en la bolsa con el nombre del producto y la fecha, asi te sera mas sencillo reconocerlo ya saber el estado.

HIERBABUENA Y MENTA:

menta en la cocina

Estas dos hierbas aromáticas son muy similares en esencia, solo que la forma de sus hojas es diferente.

Es una hierba muy fácil de conseguir y cultivar, ya que se reproduce y se propaga muy fácil y rápidamente en suelos húmedos, fértiles y poco soleados.

Incluso es una hierba perfecta para tenerla en una maceta en tu terraza o cerca de una ventana.

Su característico y refrescante aroma y sabor encuentra un sinfín de usos en la gastronomía y es un ingrediente importante en licores, helados, refrescos, salsas, caldos, caldos y sopas.

Se usa también en forma de infusiones o tés de hierbas para ayudar sobre todo con la digestión, aliviar los resfriados, la bronquitis y la laringitis, y tiene entre otros también efectos antiinflamatorios.

Un te de menta caliente o frío con una buena rodajita de limón, refresca y reconforta mucho.

En la cocina, estas hierbas combinan muy bien con otras especias como el jengibre, el cardamomo, el comino y el clavo y también se puede combinar de forma excelente con las hojas frescas de otras plantas aromáticas como otras que estamos viendo en este artículo como la albahaca, el eneldo, el cilantro y el perejil.

Se usa sobre todo para aderezar y aromatizar salsas y sopas, combina muy bien con verduras y hortalizas como la berenjena, el calabacín y el pepino, en carnes de caza y de cordero, en pescados y mariscos, en legumbres como las alubias blancas, dándoles un toque fresco, a los platos.

Puedes añadirla picada en ensaladas, chocolates y helados, vas a sacar todo el partido a esta hierba.

SALVIA:

salvia en la cocina

La salvia es una de esas hierbas aromáticas perfectas para la cocina aunque quizás un poco desconocida en este ámbito. Yo la suelo utilizar mas en infusiones quizás que como ingrediente para los platos.

Si no la has visto nunca, es una planta muy aromática con un olor muy característico y con propiedades medicinales.

Hay casi 900 especies diferentes en muchas regiones del mundo.

El nombre de esta planta proviene de la palabra latina “salvare”, que significa “curar, calmar o aliviar”.

En general, sus hojas gris verdosas y con unos pelillo que le dan una textura aterciopelada se utilizan para condimentar carnes de cerdo, cordero y aves, para condimentar algunos tipos de quesos y embutidos.

Sus tiernas flores rosadas se utilizan para aderezar mermeladas y confituras, o para decorar platos tanto dulces como salados.

Como ya os he comentado quizas es mas famosa por sus propiedades medicinales como antiespasmódicas, antisépticas y estimulantes digestivas.

ROMERO:

Este aromático arbusto de hoja perenne quizás una de las estrellas que tenemos tanto en el plano culinario como medicinal, está muy extendido en las recetas especialmente en nuestra región mediterránea.

Se utiliza en la cocina, en la preparación de asados, guisos, sofritos, sopas y salsas, a los que da un aroma muy especial y potencia especialmente los aromas. y sabores con carne, eso si usada con moderación ya que es de un sabor bastante potente.

El romero como planta medicinal, tiene numerosas propiedades abarcando un amplio espectro de usos así como la digestión, yo lo veo como si fuese nuestro Ginseng mediterraneo, practicamente sirve para todo tipo de preparados medicinales o mejorar la salud del pelo, esta planta es impresionante en sus propiedades.

usos del romero en la cocina

Podemos combinarla con otras aromáticas y va perfecta con tomillo y salvia en platos de aromas y sabores contundentes.

Yo suelo incluirlo en las recetas a mitad de cocción para poder disfrutar de todos sus aromas, sabores y beneficios.

Esta hierba es perfecta para preparar y aromatizar aceites de cocina, es muy sencillo hacer una aceite de romero para ensaladas y se usa también en infusiones.

No va a perder sus propiedades si lo lavas, lo cortas y lo guardas en una bolsa en el congelador.

Es otra de las plantas que puedes secar con el método más tradicional, natural y sencillo, que consiste en atar los ramos por el tallo y colgarlos boca abajo en un lugar seco y aireado.

En unas días las hojas se secarán, puedes triturarlas y ya guardarlas en un recipiente con los demás condimentos y especias.

De esa forma, podrás disfrutar de esta hierba durante todo el año.

TOMILLO:

Otra hierba aromática muy popular en nuestra cocina mediterránea y aliños que encontramos.

Es un arbusto que crece con mucha facilidad sin requerir demasiados cuidados,  sinceramente menos a mi que la que tenía en maceta se me murió.

Se puede cultivar en el jardín y también en macetas, preferiblemente bajo la luz solar directa y en suelos de baja humedad.

Como pasa en mas especies en este tipo de plantas hay muchas variedades diferentes, la más conocida es el tomillo común (Thymus vulgaris).

Es un arbusto que si está sano está siempre verde, de follaje espeso, hojas muy pequeñas, leñoso y muy aromático, solo tocandolo ya desprende su inconfundible olor.

El tomillo se utiliza en muchos platos para dar sabor y sabor a sopas, guisos, carnes, verduras y quesos.

Verduras al horno o patatas asadas, ternera, cerdo, conejo, pavo y pollo.

Se utiliza también en infusiones y dadas las muchas propiedades medicinales que nos brinda esta planta.

Al igual que el romero y otras que ya os he comentado, esta hierba se puede secar utilizando el método más tradicional, natural y sencillo de atar los ramos por los tallos y colgarlos boca abajo en un lugar seco y ventilado.

En unas días las hojas se secarán, puedes triturarlas y guardarlas junto al resto de condimentos y especias y disfrutarla todo el año.

COMO UTILIZAR HIERBAS AROMÁTICAS FRESCAS:

Es importante con las hierbas que uses, siempre lavarlas con agua, secarlas y cortarlas antes de usarlas, ten en cuenta que en la mayoría de ellas se utilizan solo las hojas.

Yo las hierbas mas resistentes las pongo a mitad de la receta, como el romero o el tomillo, mientras que si la que voy a usar pierde mas facil sus propiedades las añado justo al final procurando que sea antes de servir, como el cilantro, el perejil, la albahaca o el eneldo.


Hierbas como el romero, el tomillo y la hoja de laurel (aunque aquí no he hablado de ella es excepcional también) son buenas para guisos y asados de cerdo, ternera o pollo en general.

El romero es un acompañante clásico del cordero.

El tomillo y la salvia son perfectas para el pollo y el cerdo.

Estas hierbas agregalas al principio/mitad del guiso sin problemas.

Hierbas más tiernas como el perejil, la albahaca, el estragón o el cilantro van muy bien con el pescado.

Úsalas siempre al final de la receta o antes de servir. De esta forma, no pierden su color y aroma característico.

¡Te animas a probar y cultivar tus propias plantas aromáticas, verás lo gratificante que es tenerlas y cuidarlas para tus recetas!

Compartelo:

0 0 votes
Valoración
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments