Como cocinar sin gas ni electricidad

cocinar sin gas ni electricidad

Últimamente estamos viendo como proliferan diferentes y originales métodos o trucos para ahorrar en casa, proliferan diferentes métodos e inventos para todo tipo de cosas y quehaceres domésticos, y como no podía ser de otro modo, también hasta para hacer la comida, desde un hornillo sin electricidad muy ingenioso, pequeñas cocinas con pastillas para calentar la comida como suelen llevar algunas de las raciones de comida de los diferentes ejércitos de muchos países o formas más tradicionales como las barbacoas de siempre. 

 

cocinar barbacoas

Cocinar sin luz ni gas, es algo que yo llevo practicando ya bastante tiempo y no, no me refiero a preparar tan solo la típica ensalada, se pueden hacer auténticos platos de cuchara  cocinando sin gas ni electricidad, claro está que no es un fuego tradicional, pero adaptandote a la situación quedan recetas de rechupete, vamos a ver algún método alternativo para poder hacer tus comidas.

 

Métodos de cocina sin gas ni electricidad

Si me seguis en el blog, sabreis que a mi me encanta ir de camping o hacer alguna rutas de senderismo y no siempre hay disponible donde vas una toma de luz o te puedes llevar una cocina de gas, así que toca tirar de ingenio o de algunos productos muy útiles para esas ocasiones.

Realmente yo no suelo tirar de hacer algun invento casero, el conocido DIY, ya que no se me dan nada bien las manualidades, hay gente a la que si y hace auténticas maravillas a base de elementos reciclados, pero yo te voy a comentar alguna otra forma alternativa para cocinar sin gas ni electricidad y que nos pueden sacar de un apuro en determinados momentos.

Ensaladas, bocadillos y hasta ceviches

Si, ya se que esta seguramente te la sabías y, es la forma más simple de hacer tu comido de manera sencilla y de “cocinar” sin gas ni luz, es algo evidente, pero hay que tener en cuenta que si te trabajas un poco la preparación puedes lograr auténticos platazos y hacerte tus recetas casi de restaurante en el monte o acampadas con muy poco trabajo y en nada de tiempo.

Si te gusta preparar recetas un poco más especiales, puedes preparar un auténtico ceviche, en el que el ingrediente principal que suele ser un pescado, que se “cocina” o macera en zumo de limón con especias y al que le podemos añadir algunos cortes de verduras o un rico aguacate.

Hornillos de combustible pastillas

Este tipo de quemadores los descubrí un día viendo un video por internet de los famosos paquetes de comida del ejército, que aunque seguramente uno de estos packs de comida, no es la opción más económica del mercado, si puedes pasar un rato muy divertido con estos paquetes sobre todo si vas con niños, se meterán de lleno en la aventura y tendrás una autentica comida llena de los nutrientes necesarios para tener energía toda la jornada.

En estos paquetes suele venir lo necesario para hacer la comida y calentarla, lo más curiosos es el hornillo plegable que traen, unas chapas que guardadas ocupan un espacio mínimo, y que al montarlas tendremos una pequeña “cocina de acampada” que funciona a base de pastillas de combustible seco, nos van a permitir cocinar nuestros platos y tomar la comida caliente en cualquier situación que nos veamos. Ah, y no necesitas llevar mecheros ni otro elemento para encenderlos, los propios packs traen hasta sus cerillas.

Aunque el modelo de hornillo que traen estos paquetes de comida viene realmente “muy desmontado”, es una chapa a la que se da forma completamente, en el mercado encontramos este tipo de hornillos adaptados comercialmente y que pueden servir perfectamente para calentar o hacer tus comidas al aire libre.

hornillo de acampada de combustible solido

Hornillos de alcohol

Esta es una de las opciones más económicas que podemos encontrar y sobre todo si necesitas espacio, pues realmente es otra de las opciones para cocinar que menos ocupan. Estos hornillos hay muchos tutoriales en internet para que te puedes hacer uno en plan casero o bien resultan muy económicos a la hora de adquirirlos en tiendas.

De momento el combustible para estos hornillos también es relativamente barato y aunque no tienen el poder calorífico de otros materiales, hacen su función perfectamente y te permiten cocinar casi todo lo que quieras.

Madera y Carbón

Y como no podía faltar, la forma más tradicional de preparar nuestra comidas, tal como hacían abuelas y demás antepasados, sin tener en cuenta las actuales barbacoas lúdicas, es la cocina más tradicional con leña o carbón.

Aquí ya hay diferentes productos y métodos para elaborar nuestras recetas, desde las típicas barbacoas adaptadas en tamaño a lo que necesitemos, a complejos sistemas de placa, horno y calefacción para calentar incluso tiendas de campaña en pleno invierno, que si bien no son muy operativas para las excursiones rápidas, si te gusta la aventura y las acampas invernales, te recomiendo que investigues un poco el tema ya que son auténticos sistemas de cocina y calefacción, en miniatura.

A quien no le gusta una buena barbacoa, con sus brasas de carbón o madera bien calientes, ingredientes al punto de sal y el tiempo justo y necesario para hacerte una buena parrilla, costillas, calabacines, sardinas, casi todo lo que se te ocurra que puede ser un ingrediente principal de un plato es susceptible de ser cocinado a la parrilla con ese toque espectacular de ahumado que le da a cualquier receta.

Y tu, ¿usas otro método para cocinar sin gas ni electricidad tus platos?

 

Compartelo:

0 0 votes
Valoración
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments