Aceite de jengibre casero para el dolor

Aceite de jengibre casero para el dolor

Índice

El aceite de jengibre

Si hay algo que me encanta en la cocina, es usar diferentes plantas y especias a la hora de cocinar, para dar diferentes toques y sabores a la comida y hoy la estrella va a ser un aceite de jengibre casero, ¡¡algo que puedes preparar tu mismo!!.

Ya sabes que tengo un apartado en el blog muy especial dedicado a estas superplantas que tienen usos en la cocina y algunos otros que nos ayudaran a mejorar la salud.

Hay que tener en cuenta que lo que vamos a elaborar, no es una aceite esencial, si no un aceite vegetal, que tiene unas propiedades similares pero no es tan concentrado y si usamos un aceite de uso culinario, podemos ingerirlo sin problemas directamente, no como los aceites esenciales que ni todos son de uso comestible ni se pueden tomar sin diluir.

Generalmente cuando hacemos las recetas, solo pensamos en el aporte de sabor que nos dejan estas especias en las recetas, pero si vamos un poco mas allá, vemos que la mayoría de las plantas que podemos usar, tienen más propiedades para nuestra salud que muchas veces desconocemos, que se han usado desde hace cientos de años por esos beneficios y que hoy no tenemos en cuenta. 

Hoy me toca hablar de una raíz, que nos aporta toques picantes a los platos pero que además podemos beneficiarnos de algunos otros usos del jengibre que incluyen que es usado para aliviar dolores y molestias, mejorar la circulación de la sangre y tratar algunos problemas digestivos, entre muchos otros.

Como siempre que hablamos de temas de salud, estos aceites o usos medicinales de las plantas, no sustituyen el consejo de profesionales médicos a los que debemos consultar igualmente sobre estos temas.

Beneficios del aceite de jengibre

Gracias a las numerosas propiedades del aceite, podemos aliviar muchas dolencias, las mas conocidas y con varios informes científicos a favor de este poderoso aceite se encuentran propiedades como antiinflamatorio, , antiséptico, analgésico o  expectorante.

Cómo se prepara el aceite de jengibre casero

Ingredientes que necesitarás:

  1. Jengibre fresco
  2. 1 ½ tazas de aceite de oliva
  3. Un recipiente que sirva para el horno
  4. Rallador de cocina

Preparación

Lo primero de todo seria lavar nuestro jengibre fresco con la piel puesta, y dejarlo secar durante unas horas.

1- opción:

Una vez tengamos el jengibre seco, vamos a poner nuestro aceite de oliva en un recipiente que nos sirva para usar en el horno y vamos a rallar el jengibre que nos quepa en la cantidad de aceite que hemos puesto.

Vamos a mezclar muy bien nuestro aceite con el jengibre rallado  y ponemos nuestra mezcla en el horno y lo dejamos a 65ºC durante 2 horas.

Pasado el tiempo dejamos que se enfríe un poco la mezcla y lo vamos a colar usando una gasa fina o colador de tela a un bote que luego nos permita cerrarlo herméticamente, retiramos los trozos que tengamos de jengibre y desechamos aunque mas adelante os daré otros posibles usos que le podemos dar. Asegúrate de guardar este aceite en un lugar fresco, seco y cuanta menos luz mejor, un armario de cocina puede ser un buen sitio y te durara alrededor de  6 meses.

2- opción:

Otra opción que podemos usar para hacer nuestro aceite de jengibre casero es usar la olla de cocción lenta y aquí está el proceso:

Mezclamos 2 tazas de jengibre crudo rallado y 3 tazas de aceite de oliva en la cubeta de la olla.
Ponemos a fuego lento (baja) durante unas 8 horas que se mantenga entre 60/70º. (Sí, 8 horas)
Pasado el tiempo vamos a filtrarlo igual que en el proceso anterior y colocamos en un recipiente donde vamos a dejarlo reposar unas 2 horas hasta que se produzca la separación natural de los restos del jengibre del aceite para evitar que nos quede nada de la raíz, ya que esta contiene agua y eso puede estropear nuestro aceite.
Volvemos a filtrar y guardamos en un recipiente hermético.
Ya tenemos listo el aceite de jengibre para usar donde mejor consideremos.

Uso del aceite

El aceite de jengibre casero tiene un sabor potente y claramente a esta raíz y una de las opciones por las que podemos optar es usarlo para cocinar, mas recomendable sin calentarlos, aunque ten en cuenta el toque potente y picante que te puede aportar, para mi es un buen condimento para muchos platos de comida, como aliño para unas verduras a la plancha o ensaladas o incluso sushi.

Para guardarlo, puedes hacerlo como cualquier otro aceite vegetal preferentemente en un lugar fresco y seco es lo mejor. antes de usarlo es recomendable agitarlo un poco para que cualquier traza de jengibre que tenga se nos mezcle bien. 

Podemos usarlo fácilmente para reemplazar algunos analgésicos y con ello también evitar los efectos secundarios de los medicamentos de la industria farmacéutica, sobre todo en dolores leves.

Al ser un aceite comestible, podemos usarlo con sus efectos analgésicos tomándolo con las comidas o para ciertos traumas aplicándolo tópicamente como aceite de masaje. Se le han reconocido propiedades para prevenir algunos tipos de enfermedades, y es útil como ayuda mientras trata diferentes patologías.

Lo importante es tener en cuenta no calentar el aceite por encima de unos 70 grados para no perder sus propiedades medicinales y sobre todo, como todas las cosas usarlo con moderación y nunca hacer un uso excesivo del mismo.

aceite de jengibre

Para el uso de este aceite, como con todo las cantidades del mismo a usar dependen del uso que queramos darle y suele variar también entre la gente que lo usamos para estos fines, aunque suelen ser muy similares. Algunas sugerencias:

  • Para mejorar los niveles de energía y restaurar la mente y el cuerpo, se deben usar 23 gotas.
  • Para aliviar la artritis, los dolores de espalda, los dolores musculares y del sistema circulatorio, se mezclan 23 gotas y se aplican en suaves masajes.
  • Para aliviar la flatulencia y la diarrea, se aplica una gota en el abdomen mediante un masaje.
  • Para aliviar los dolores de garganta y la sinusitis, use un difusor para inhalar una o dos gotas.
 

Aceite de jengibre para estómago y digestión

Una de las propiedades reconocidas del jengibre son sus propiedades digestivas con lo que podemos usarlo para tratar casos de indigestión, espasmos, flatulencias y también es muy usado para las personas que desean aumentar de peso tenga falta de apetito ya que ayuda a despertar este.

Como desintoxicante

El aceite también ofrece sus beneficios en caso de que la comida nos resulte indigesta ya que por sus características lo convierten en una alternativa para tratar problemas de intoxicación alimentaria leve, disentería bacteriana y algunas otras infecciones intestinales reconocidas en diferentes estudios científicos.

Para la malaria y fiebre amarilla

El aceite puede actuar como repelente natural de los mosquitos Anopheles culicifaries, que causan la malaria.

Contra las estrías

Las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes del jengibre estimulan la circulación sanguínea y favorecen la reparación de la piel dañada, si además lo combinamos con aceite de coco o caléndula conseguimos mejores resultados con masajes en la zona afectada.

Para problemas respiratorios

Hay algunas dolencias muy comunes a las que nos enfrentamos como puede ser: tos, bronquitis, dificultad para respirar, gripe, asma. Para todo esto el jengibre puede sernos muy beneficioso y ayudarnos a aliviar e incluso podemos conseguir eliminar la flema de los pulmones y la garganta.

Para aliviar el dolor

El aceite de jengibre puede reducir las prostaglandinas, que están involucradas en los procesos relacionados con la inflamación y el dolor. 

Para afecciones del corazón

El aceite tiene propiedades que ayudan a reducir el riesgo de endurecimiento de las arterias, coágulos de sangre y niveles de colesterol malo en la sangre. Este aceite natural es ideal para tratar enfermedades cardíacas y afecciones relacionadas con problemas circulatorios.

Presión arterial alta

El consumo regular de aceite de jengibre puede reducir el riesgo de desarrollar un problema de presión arterial alta.

Como cura en enfermedades crónicas

Varias enfermedades crónicas se pueden tratar y otras se pueden prevenir con solo el consumo diario de 2

gramos de jengibre.

Estudios cientificos asociados a las propiedades del jengibre

Te pongo a continuación algunos estudios científicos que mas me han llamado la atención a mi, pero existen muchos mas en la página de Pubmed, que aunque tu aceite de jengibre casero no sea igual de potente que lo que analizan en ellos, son componentes del jengibre, te dará una idea de lo potente que es esta maravillosa raiz.

Efectos antiinflamatorios de los aceites esenciales de jengibre (Zingiber officinale Roscoe) en la artritis reumatoide experimental

– PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27872812/

Efectos antiinflamatorios y antimicrobianos del enjuague bucal Zingiber officinale en pacientes con aparatos de ortodoncia fijos

– PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33097364/

Compartelo:

0 0 votes
Valoración
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments