Aprende a abrir limpiar y congelar Zamburiñas y Volandeiras

COMO ABRIR LIMPIAR Y CONGELAR ZAMBURIÑAS

Si hay una cosa que me encanta, es el marisco y en concreto cada vez que las encuentro o que están en la carta de un restaurante, las zamburiñas.

No es difícil encontrarlas muchas veces en los restaurantes, pero lo que si es más difícil es que no nos den volandeiras por zamburiña, que tampoco pasaría nada si nos lo avisase, pero es cierto que hay locales que se aprovechan de la fama de las zamburiñas y además aprovechan para aumentar el precio.

Mariscos Costa de Galicia

Pero a lo que vamos con este artículo sobre todo que es abrir limpiar y congelar zamburiñas, proceso que nos vale igual para otros moluscos de este tipo y veremos también como debemos congelarlas si es lo que vamos a hacer aparte de aprender a diferenciarlas.

Lo que está claro es que cualquier marisco es mejor comerlo fresco, pero como no siempre lo encontramos en el mercado y aprovechando que las zamburiñas aguantan muy bien la congelación, vamos a ver el proceso para mantenerlas en el mejor estado hasta que las consumamos, la forma de hacerlo correctamente para que el proceso de congelación no afecte en ningún momento a su calidad.

Y es que una de las principales víctimas de que en marisco nos den “gato” por “liebre”, son las zamburiñas, que se suelen vender a un precio elevado y lo más probable es que nos sirvan volandeiras o la conocida como vieira del pacífico, que no es que sean peor marisco que las zamburiñas, pero sí son productos diferentes, las zamburiñas son mucho más escasas y son mucho más caras.

Las zamburiñas y volandeiras forman parte de la misma familia que las vieiras, aunque son especies diferentes, asi que no deberían de venderlas en el mercado o restaurantes con el mismo nombre.
 
 
Así que como comentaba anteriormente es importante saber distinguir unas de otras para y que no nos cobren y nos den volandeiras a precio de zamburiñas.
 
Para diferenciarlas tenemos que fijarnos en varias cosas en el exterior de la concha y otra en el interior del marisco, las zamburiñas como mucho llegan a 8 cm de tamaño, su concha es oscura acercándose al negro y al gris, aunque lo que más destaca es que sólo tiene una oreja en su parte superior, la otra es mucho más pequeña o casi inexistente, no como las volandeiras tienen dos orejas.
 

Otro aspecto diferenciador lo veremos en el interior, este en las zamburiñas es oscuro la parte de la concha, mientras que la parte comestible es de un color crema anaranjado (también las gónadas, aunque de una tonalidad un poco más oscura).

Por su parte las volandeiras las volandeiras tienen la carne blanca y la oreja o coral de un color naranja intenso.

La zamburiña tiene un sabor y una textura más tierna y delicada que la de las volandeiras. Tiene un sorprendente sabor dulce, muy concentrado e intenso.

Pero como ya te he comentado más arriba en el artículo la diferencia de precio entre estos mariscos no viene dada por su sabor, si no en su abundancia que hay en el mercado de unas y otras lo que hace que se incremente el precio en las zamburiñas, pero vas a disfrutar mucho con cualquiera de las dos.

Preparación de las zamburiñas o volandeiras

Como ya he comentado y no me cansare de repetir, ninguno de los dos bivalvos es mejor o peor y sus preparaciones son similares igual que el proceso de preparación antes de cocinarlas.

Comenzaremos por abrirlas pero antes tenemos que lavarlas y procurar que suelten toda la arena que puedan tener, al igual que unas almejas, las pondremos en un bol con agua fría y un buen puñado de sal para que vayan soltando esa arena, cambiando el agua varias veces durante al menos un par de horas. 

Una vez bien purgadas, podemos abrirlas con una puntilla entre las dos conchas del marisco, moviéndolo pegado a la concha de la parte superior mientras vamos cortando el músculo de la zamburiña o volandeira y que esta se abra.

Una vez abiertas, quitamos la parte superior de la concha y limpiamos bien la carne y el coral interior, dejándolo bien limpio, es muy sencillo, tan solo tienes que dejar la carne blanca y el coral, el resto fuera.

Te recomiendo una vez que las tengas limpias todas, volver a pasar por debajo del grifo y lavarlas de nuevo para quitar posibles restos de arena o de concha que nos puedan quedar y una vez que están abiertas y limpias, es el momento de o bien cocinarlas o congelarlas. Cocinarlas por ejemplo a la plancha es muy sencillo como veremos más abajo asi que vamos a ver cómo congelarlas.

Para congelarlas correctamente, vamos a envolverlas muy muy bien en papel film (o al vacío, si disponéis de una máquina), asegurándonos de que no quede nada de aire en los paquetes. Las congelaremos en paquetes con la cantidad que vayamos a comer cada vez. Y una vez estén bien envueltas, las llevamos al congelador, donde las dejaremos un máximo de 3 meses. A la hora de ir a comerlas, deberemos descongelarlas en el frigo desde el día antes para que se descongelen poco a poco antes de cocinarlas. Siguiendo todos estos trucos, os aseguro que disfrutaréis un montón de las zamburiñas siempre que las compréis y las cocinéis.

Cómo disfrutar de estos bivalvos en verano

Ahora que ya sabes como diferenciar fácilmente las zamburiñas de las volandeiras, lo importante es disfrutar de ellos, con alguna de las elaboraciones tradicionales de las zamburiñas y las volandeiras, que se preparan de maneras muy similares.

Podemos disfrutar de estos bivalvos en estupendas recetas de empanadas, arroces, calderetas o quizás como más habitualmente nos las encontramos, en conservas.

Eso si, sobre todo ahora en verano que están en su pleno apogeo, la elaboración estrella es hacerlas a la plancha aderezadas con un poco de ajo y perejil o simplemente con la sal justa y disfrutar plenamente de todo su sabor.

Ya sea zamburiña o volandeira, lo importante es disfrutar de la comida, conociendo por lo que pagamos y así no preocuparnos por la cartera.

Receta de zamburiñas a la plancha

Para hacer la receta de las zamburiñas a la plancha  sobra decir que esta receta es muy sencilla y te valdrá tanto para las zamburiñas como para las volandeiras, en la que lo más importante es lavarlas bien y después tan solo es ponerla en una plancha bien caliente y si quieres junto a la salsa hecha con ajo, perejil y algún otro ingredientes.

  1. En un vaso para la batidora ponemos un diente de ajo, unas hojas de perejil fresco lavado, sal y aceite de oliva.
  2. Bátelo todo hasta que esté todo bien mezclado.
  3. Pon una plancha o sartén a fuego fuerte para que vaya cogiendo temperatura. 
  4. Añade un poco del aceite que hemos preparado a la plancha y pon encima de ese aceite la zamburiña o volandeira con la carne hacia abajo.
  5. Aunque depende un poco del tamaño que tenga tu marisco, dejala hasta que este dorada que te llevara sobre un minuto y ya podemos sacarla del fuego.
  6. Ve poniéndolas en una fuente para servirlas y acompañalas con un poco del aceite de ajo y perejil que te haya sobrado. 
  7. ¡Y a disfrutar de este manjar que son las zamburiñas a la plancha!

De mano de los Expertos ABRIR LIMPIAR Y CONGELAR ZAMBURIÑAS

Y eso si, ya ves que es fácil abrir limpiar y congelar zamburiñas y pruebes las que pruebes, si te gustan el marisco te van a encantar sean zamburiñas o volandeiras.

Compartelo:

0 0 votes
Valoración
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments