Te propongo

Rosquillas de anís caseras

Rosquillas de anís caseras y riquísimas

Estas rosquillas de anís caseras, son la típica receta de la abuela que todos comíamos de pequeños y la verdad estaban buenísimas. Me he decidido a traerla al blog porque recientemente he decidido ir recuperando alguna de esas recetas de toda la vida las que se suelen llamar “receta de mi abuela” y que hacían con tanto cariño y grandes manos.

Sin lugar a dudas, esta es una de las recetas estrella de postres de Semana Santa, también como las torrijas o los buñuelos de Viento. En cualquiera de todas las comunidades de España, al llegar estas fechas tan importantes en nuestro país, existen infinidad de recetas de dulces de Semana Santa y una de ellas, es esta que te traigo hechas a mi manera y de la forma que creo que me han salido mejor que con ninguna otra, mi receta de las rosquillas caseras.

El origen de las rosquillas aún no está claro, aunque se cree que procedían del Imperio Romano. Hay evidencia de que los árabes ya hacían este tipo de dulces fritos en forma de rosquilla hace siglos.

Lo que vamos a hacer hoy es la famosa rosquilla de anís, un postre típico de España que además es muy fácil, rápido de cocinar y quedan riquísimas.

Las Recetas de Emma

Cómo hacer Rosquillas de anís

Haz las riquísimas rosquillas caseras de toda la vida, aquí te explico como las hago yo con anís, pero puedes variar este ultimo por otro aroma que te guste a ti.
Preparación
Cocción
Total
2 h
10 min
2 h 10 min
Cocina: De la abuela, Dulces tradicionales
Raciones: 4
Ingredientes
1. -
375 gr de harina de todo uso
2. -
2 Huevos m
3. -
125 gr de azucar
4. -
Ralladura de 1/2 naranja (aunque yo uso polvo de cascara seca)
5. -
40 ml de aceite oliva suave
6. -
40 ml de leche
7. -
40 ml de anís (o el licor que prefieras)
8. -
16 gr de levadura (suele ser 1 sobre)
Elaboración
  1. Mezclamos la harina y la levadura. Vamos a comenzar por poner en una fuente honda unos 375 gr de harina y le vamos a añadir un sobre de levadura química tipo Royal. Con ayuda de una cuchara de madera lo removemos y abriremos un hueco en el centro.
  2. Integramos el resto de los ingredientes. Verteremos en ese hueco los huevos, el aceite, el azúcar, el anís y la ralladura de la naranja (no añadas la parte blanca de la cascara ya que amarga) y comenzaremos a amasar con una cuchara de madera hasta que los ingredientes líquidos se integren con los secos.
  3. Amasamos las rosquillas. Cuando ya estén todos bien mezclados, comenzamos a amasar con las manos durante 10 minutos hasta conseguir una masa fina que la taparemos y la dejaremos reposar durante 2 horas.

  4. Formamos las rosquillas. Pasadas las dos horas, comenzamos a formar las rosquillas. Cogemos un trozo de masa que vamos a rular con las manos hasta hacer una especie de gusanillo, cruzamos los extremos y ya tenemos formada la primera rosquilla. Seguimos haciendo rosquillas hasta acabar con toda la masa. Otra forma es hacer una pequeña bolita con un poco de masa, la aplastas y con el dedo haces un agujero en medio del circulo de masa que te ha quedado.

  5. Freímos las rosquillas. Yo lo he puesto al 4 en la vitrocerámica (la mía va de 0 a6 en potencia)  por que me gustan las rosquillas muy tostadas pero si queréis que os queden menos tostadas las ponéis al 2/3 y las freís durante 10 minutos.

  6. Rebozamos las rosquillas. Ya las tenemos fritas al gusto, las sacamos y las ponemos a escurrir con papel de cocina el exceso de aceite que lleven, las ponemos en una fuente con azúcar y las rebozamos completamente.

  7. Listas para disfrutarlas
Imprime la receta
Las recetas de Emma - Rosquillas de anís caseras

Recomendaciones: Rosquillas de anís caseras

Puedes darles aroma como prefieras, por ejemplo si las van a comer niños, añadiendo o sustituyendo  por ejemplo el tipo de licor, o añadiendo canela en polvo, las semillas de una vaina de vainilla o incluso sustituir el licor por agua de azahar (con una cucharada sopera sería suficiente).

En cuanto al tamaño, dales el que quieras ya que te quedaran igualmente estupendas tanto pequeñitas como me gustan a mi o más grandes como si fueran un donut.

La receta en fotos

No disponible por el momento

Más recetas ricas ricas

En el blog

Top en cocina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.