Guardar bien los condimentos hierbas y especias

Guardar bien los condimentos hierbas y especias
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Guarda bien los condimentos hierbas y especias

Hoy toca hablar de esas pequeñas aliadas que tenemos en la cocina y que habitualmente tenemos apartadas en pequeños huecos que nos quedan o al fondo del cajón, pero que para realzar el sabor de nuestros platos, tiramos de ellas y esperamos que nos ofrezcan resultados espectaculares.

Las especias, tanto molidas como en grano son esos pequeños aliados estrella de nuestras recetas, ten en cuenta que las molidas pierden su sabor y aroma más rápidamente que las que todavía están en granos o semillas.

Asi que si no eres de darles mucho uso es preferible adquirirlos en pequeñas cantidades y consumirlas como mucho a los pocos meses de su apertura.

Guardar bien los condimentos hierbas y especias

¿Cómo guardar bien los condimentos y las especias en la cocina?

A las especias les pasa como al café, que en el momento en que se exponen al aire y la luz, pierden propiedades, se oxidan y ya no están en optimas condiciones además que en nuestro caso el proceso se acelera si se trata de especias ya molidas, que son mucho más sensibles a las condiciones externas.

Como siempre tenemos botecitos de especias ya de la familia, te recomiendo comprobar la fecha de caducidad que te indique y descartar inmediatamente aquellos que desde luego se pases sobre un año o mas y si tan solo es por unos meses, aunque también te recomiendo renovarlos, si al olerlos y probarlos conservan sus propiedades, aun puedes usarlos, pero recuerda que si, las especias caducan.

Por ejemplo la canela debe oler igual que la canela pura, y debe ser intensa y sugerente; Si solo descubrimos un pequeño recuerdo de su olor mezclado con tonos terrosos o rancios, es mejor tirarlo.

Yo tengo mis especias organizadas para guardar bien los condimentos cerca de donde cocino, te puede servir un cajón o estante extraíble ** cerca de la placa de cocción o algún estante también es muy útil para acceder a ellas fácilmente.

Como suelen tener una capacidad limitada yo pongo las que mas uso como pimentón, orégano o pimienta, eso si, los pongo de manera que no les de directamente calor ni luz solar. 

Si te pasa como a mi que a veces abres varios tarros de especias repetidas, combínalas en uno de los recipientes en cuanto puedas y si quieres acabar con una especia que ya lleva mucho tiempo en la despensa, déjatela lo mas cerca posible. 

Aunque yo ya tengo mi colocación de especias y las hierbas, un buen truco también es en lugar de colocar todos los botecitos al azar, es intentar organizarlos en un orden lógico por ejemplo en la frecuencia de uso, alfabéticamente, por tipo, gusto / tipo de cocina, colores o intensidades. Te pongo algún ejemplo: 

  • Toda la gama de picantes, las guindillas, el pimentón, etc juntos
  • Las hierbas tipo provenzal o mediterráneas, orégano, albahaca, romero, tomillo, menta y similares.
  • Mezclas exóticas de especias: Garam Masala, Ras El Hanout, Shichimi Tgarashi, Dukkah, Zaatar, etc.
  • Especias de repostería: vainilla, canela, jengibre, anís estrellado, nuez moscada, vainilla, lavanda o cardamomo. 

Usa tu espacio con cabeza y las encontraras antes.

Como te había comentado las especias en polvo duran menos que las que aun están enteras que además duran mucho más tiempo, entre estas están el anís, cilantro o semillas de cilantro y clavo.

Estas últimas duran unos dos años, mientras que las ramas de nuez moscada y canela se mantienen perfectas durante unos cuatro años, todo ello por supuesto, si los mantenemos en optimas condiciones de almacenaje en recipientes adecuados y herméticos en un lugar oscuro y seco.

Las especias y condimentos nunca deben almacenarse donde les pueda dar el vapor de cocinar ya que se te humedecerán y llenarse después de moho y luego pudrirse.

Hierbas aromáticas frescas

Las hierbas aromáticas deben consumirse frescas, ya que añaden sabor y aroma a sus platos. Compre hierbas frescas del mercado y sumérjalas en agua.

Se mantienen frescos durante unos días. También puedes envolverlos en papel de cocina humedecido y colocarlos en el cajón o cajón de tu frigorífico. De esa manera, se mantendrán frescos hasta al menos por una semana o diez días.

Te enseño en otro articulo 10 plantas aromáticas para tus recetas de cocina que puedes combinar con otras especias en tus platos y quedan estupendas. 

Compartelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *